Pon una 'English week' en tu vida, por Rodrigo Gómez

Aunque algunos de vosotros no hayáis ido, me parece que todos sabréis de lo que estoy hablando. Son vacaciones pagadas. Son días para aprender de un modo distinto. Son palabras y más palabras en inglés, hasta casi salirse por las orejas. Son en definitiva, un regalo que nuestros padres no pudieron tener, y que tratamos de aprovechar lo mejor posible.  Como habreis imaginado, me refiero a esa semanas de inmersión lingüística en la que aprendemos inglés, jugando, junto con nuestros compañeros y un pequeño grupo de profesores nativos. 


La primera semana la hicimos en La Pedriza, en la finca " las Cabañas". Este año iremos a Meco (¡quedan sólo dos semanas!). Durante los 5 días que dura la convivencia, sólo podemos hablar en inglés. Para ello, los monitores han creado un sistema muy chulo: los propios niños estamos pendientes de los demás, ya que si alguien habla en español, podremos decirle 'You talked in spanish! Give me a bill!, e inmediatamente tendrá que darnos un billete... Ojo, ¡No uno de verdad! Me refiero a un billete de mentira, creado exclusivamente para estos días. Al final de la semana, esos billetes se cambian por chuches.
Marco, Nico... ¡Os echamos de menos!


Los postres, ¡están para comérselos!
La verdad es que terminamos agotados; el viernes estamos deseando llegar a casa... No porque estemos aburridos, sino porque hemos empezado a soñar con almohadas y 'ovejitas': hacemos gymkanas, juegos de tarde, tesorosos, 'ceporretes; vemos series en inglés y también tenemos clases al aire libre. Y por supuesto deporte, teatro y a veces hasta hacemos magiaPara comer, en cada mesa hay un hombre encargado, the assitant, que la pone, la quita y sirve la comida. ¡Pura comodidad! Lo malo es que, en algún momento, a mí también me tocara hacerlo...  ¡Espero poder soportarlo! En resumen: hacemos de todo, ¡hasta ducharnos cada día! Lo digo por sí alguien se asusta imaginándose el olor dentro de la cabaña. 

Todo sería perfecto si no fuera porque  D. Luis sigue 'dándonos caña' con los cuadernillo de matemáticas y de lengua. Al menos, si los haces nos dará puntos en virtua y en class dojo... ¡O eso espero! 

"¡Oh capitán, mi capitan!"
A mi no se me ocurre ninguna razón para no ir. Esta semana es, además, una forma de desconectar, y no hay mejor manera que respirando el aire puro de la naturaleza; dejar el iPad cogiendo polvo en el estante,y olvidarte de los problemas que puedas tener. Hasta de los relojes. 

De corazón, ¡espero veros a todos allí!






No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.