Cuento Navideño, por Pablo Muñoz Lillo (4ª Posición)



Érase una vez un niño llamado Pedro, de unos 5 años, que en Navidad quiso montar un árbol de Navidad muy especial; pero él no quería que el suyo fuese como el que solían poner en su casa. 

- Mamá, quiero montar el árbol de Navidad -dijo Pedro a su madre.
- Pues está en el trastero, mañana ayudaras a tu padre a montarlo -contestó su madre.
- ¡Pero yo quiero uno propio mío, mamá! -replicó Pedro.
- ¡Pues no, es impensable!  Habiendo uno, ¿por qué comprar otro? -respondió su madre, dando por rterminada la discusión.

Pedro, desilusionado, se fue al jardín; y mientras sollozaba, un hombre se sentó al lado suyo y le dijo:
- ¿Que te pasa?
A lo que el niño respondió:
-Quiero un árbol de Navidad propio. El hombre le invitó a acompañarle a un sitio.'¡Sígueme Pedro!' -exclamó.

El niño se quedo de piedra cuando se enteró de que sabía su nombre, pero no le pregunto por qué lo sabía.

El adulto, que se llamaba Jesús, acompañó al niño a una tienda y le compró un pino de plástico -muy realista- en una maceta. Aparte le compró unos adornos navideños -de árbol navideño- a escala diminuta.
Por el camino Pedro le pregunto a Jesús 'que sí era un vecino' y Jesús le contestó: " Yo soy vecino de todo el mundo "

Jesús en la tienda le dijo que lo que había comprado era para un gran amigo suyo... Y que nunca le desilusionaría. Al bajar del coche Jesús le dijo: " Toma, esto es para ti " . El niño salió corriendo a su casa, e inmediatamente montó el árbol. La madre le preguntó de dónde lo había sacado y Pedro le contó toda la historia.

A mitad de la historia, la madre le cortó: "¡Pero si no hay ningún vecino en kilómetros a la redonda que se llame Jesús! Nos reunimos todos los vecinos, todos los años, y nunca habido ningún Jesús" . Pedro, aún siendo pequeño, empezó a unir lazos y llego a dos conclusiones:

A ) Era un nuevo vecino.
B ) Era un señor del que le habían hablado en clase que se le aparecía a la gente y que hacía el bien.
cada uno, que piense lo que quiera.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.