La Navidad de Diego, por Jorge Muñoz (1er. puesto)

Queridas familias:

Os presentamos el cuento de nuestro flamante ganador; Jorge Muñoz. Esperamos que lo disfruteis, tanto como nosotros disfrutamos con su lectura.

Y dado que la Navidad ha de seguir viviendo en nuestros corazones, haciéndose realidad cada día... ¡Feliz Navidad a todos!  

En un remoto lugar, tan remoto que ni los propios reyes magos eran capaces de acceder a él para repartir los regalos, se celebraba la Navidad: era 25 de diciembre, el día en el que nació Jesús. Quedaban solamente 12 días para el día de los reyes magos. Por la noche, la familia de Diego había ido a su casa para celebrar la fiesta del nacimiento del niño Jesús. Sus tíos le preguntaron a Diego que qué quería para el día de reyes magos.Diego respondió lo que quería: un coche teledirigido,un coche de juguete y una pista de carreras en miniatura para jugar con su coche. Sus tíos asintieron con la cabeza y se marcharon.

Al día siguiente, Diego se fue a pasear con sus padres por la calle para hacer ejercicio. Se fueron a una panadería y compraron el pan,al lado de la panadería había un callejón sin salida. Diego y sus padres observaban como un montón de gente pobre vivía en ese oscuro y maloliente luga; uno de los señores se acercó a pedir una moneda para esa familia que no podía celebrar la Navidad. El padre de Diego se agachó a darle una moneda de dos euros,el hombre le dio las gracias y se fue a la panadería a comprar unas barras de pan para alimentar a su familia.

A partir de ese día, Diego empezó a preocuparse de la gente pobre. Quedaba un día para los reyes magos, y los padres al ver que Diego estaba tan preocupado se les ocurrió una idea. Recordaron que quedaba una semana para que empezaran de nuevo las clases de Diego,sus padres habían participado en el concurso de la lotería, así que si les tocaba podrían comprarle a Diego lo que había pedido y el material escolar que le hacía falta para que fuese preparado.Los padres acostaron a Diego y cuando estaba dormido se fueron a recoger sus 2.000 euros que les había tocado en la lotería. Fueron a una tienda de juguetes a comprar los regalos de  Diego, y después fueron a otra tienda a comprar el material escolar. Llegaron a casa y dejaron el material escolar en el salón frente al árbol de Navidad, en silencio para no despertar a Diego.Por otra parte,escondieron los juguetes en la terraza de la cocina. Después se fueron a la habitación de Diego a despertarlo para desenvolver los regalos.

Diego salió corriendo al salón, su padre grababa sus reacciones con una videocámara mientras Diego desenvolvía los regalos. Al ver que los regalos eran el material del colegio, Diego se echó a llorar de la emoción, los padres le preguntaron que por qué estaba emocionado, Diego respondió que  muy poca gente tenía la suerte de tener lo que le habían regalado. Los padres pensaban que se iría a quejar de no tener lo que quería,pero pasó lo contrario.La madre le dijo que se fuera a la terraza de la cocina para ver si había algo más. Diego se fue disparado hacia la terraza y, desenvolvió los regalos que había y volvió a llorar de nuevo. 

Después  empezó a jugar como loco con los juguetes que había pedido. Los padres le dijeron que con lo que había sobrado del dinero,se lo darían a la gente pobre. Diego se vistió,salió a la calle con sus padres y empezaron a repartir los 1.200 euros que les quedaban a la gente pobre. Esta fue la mejor Navidad que Diego había tenido.

Al final Diego creció y se hizo presidente del estado y con el dinero que ganaba cada año se lo daba a una O.N.G distinta.

Un año creó un restaurante de comida gratis para la gente pobre.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.